Performance

Teatro

LOOKING FOR A MISSING EMPLOYEE

De Rabih Mroué

Alemania | Líbano

  • Inglés, con traducción simultánea al español
  • 90
  • +16 años

Un thriller que mezcla política, corrupción y el misterio de “desaparecer”, escrito por una de las figuras fundamentales del teatro árabe.


“El miércoles pasado, un empleado del Ministerio de Finanzas llamado RS abandonó a su familia. Su esposa está reclamando el derecho a saber quién lo está reteniendo. La desaparición de RS no es solo una tragedia para su familia, sino que también muestra una total falta de respeto por los ciudadanos”. La desaparición de Ra’afat Sleiman, funcionario público del Líbano, en septiembre de 1996, es el punto de partida para esta pieza en la que el actor, dramaturgo y director libanés Rabih Mroué desentraña todos los caminos que se abren cuando una persona se “esfuma” de la faz de la tierra. Obsesionado con las noticias sobre libaneses desaparecidos —que comenzó, hace algunos años, a recolectar en un cuaderno con recortes de prensa—, el narrador reconstruye caso de Sleiman a partir de la cobertura que hicieron los medios de su país. De hipótesis a informes oficiales, de interpretaciones a especulaciones, la obra es un recorrido por verdades y ficciones de una historia con intrincadas aristas policiales, políticas y económicas, que lleva la siempre atractiva advertencia: “Basado en hechos reales”.

Dramaturgia, dirección y elenco: Rabih Mroué | Asistente de dirección: Lina Majdalanie | Ilustraciones: Mazen Kerbaj | Diseño de escena: Samar Maakaroun | Dirección técnica de luces y sonido: Thomas Köppel y Arno Truschinski | Entrevista en video: Mohamed Soueid y Pamela Ghoneimeh | Traducción al inglés: Ziad Nawfal | Producción: Homeworks II – Ashkal Alwan – noviembre 2003.

«Son 90 minutos surreales que constantemente se burlan de la frase ‘entre la verdad y la mentira hay un pelo’».

—The Guardian

—Por su muy atractivo formato, que expande las fronteras del teatro al instalar sobre el escenario tres proyecciones simultáneas: la emisión, en un video en vivo y en directo, del relato de Rabih Mroué; las imágenes de los recortes de prensa y documentos con los que narra la desaparición de Ra’afat Sleiman, y las ilustraciones, también en vivo, que realiza el artista visual y músico libanés Mazen Kerbaj. Durante la narración, nunca sabemos cuáles situaciones sobre Sleiman fueron reales (los artículos de los diarios que muestra Mroué están en árabe, por lo que el público debe “confiar” en la traducción que él hace) y cuáles, ficcionadas, un estilo que habitualmente este dramaturgo libanés utiliza en sus montajes, y que también cuestiona cuán manipulados pueden estar el relato de los hechos que recibimos por parte de los medios de masa, los gobiernos y otras fuentes de información.

—Porque Rabih Mroué es uno de los principales exponentes de la nueva escena teatral árabe. Nacido en Beirut en 1967, pertenece a una prolífica generación de artistas que comenzaron a crear a comienzos de los 90, junto con el término de la guerra civil en el Líbano. Marcado por el conflicto, Mroué enfocó su trabajo en la reflexión sobre la sociedad libanesa y el poder político, a través de obras que abordan los límites entre realidad y ficción, memoria y la construcción de la identidad, con una fuerte base documental que encuentra en material de archivo (fotografías, videos, medios de comunicación, etc.)

—Porque permite a los espectadores acercarse a la idiosincrasia de un país como el Líbano. Para Mroué, estos relatos son mucho más valiosos que pararse frente al escenario a contar sus propias experiencias como libanés. Por eso, sus obras habitualmente tienen un formato de conferencia. “Odio el melodrama. Quiero compartir ideas, no dolor. Si te hablo de mis problemas durante la guerra civil, llorarás. Dejarás de pensar”, dijo en una entrevista al diario indio The Hindu.

—Líbano: es un país ubicado en Asia, en el Medio Oriente, con aproximadamente seis millones de habitantes. Limita con Siria y Palestina, por lo que directa o indirectamente ha sufrido las consecuencias de los conflictos territoriales y políticos de la zona. Luego de la guerra civil que ocurrió entre 1975 y 1990, esta nación tuvo varios años de estabilidad política y económica, que se interrumpieron con una nueva guerra que se desató en 2006 entre el grupo islámico Hezbolá e Israel, enfrentamiento que sigue hasta hoy.

—Guerra civil libanesa: Fue un conflicto que tuvo lugar entre 1975 y 1990, provocado por la disputa del poder político entre musulmanes (principalmente palestinos, quienes llegaron a vivir al Líbano), judíos (israelíes) y cristianos, que hasta ese entonces eran la facción mayormente representada en el gobierno.

—Teatro documental: sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XX, cuando comienza un interés por llevar a escena temáticas políticas e históricas, difuminando así los límites entre ficción y realidad. Esta vertiente teatral se caracteriza por trabajar no solo con documentos, sino también con testimonios, que le dan al relato una dimensión más íntima, emotiva y personal.

—“Líbano prohíbe un cuento sobre combatientes en las milicias”, nota de The New York Times sobre la censura a las obras de Rabih Mroué.

También te podría interesar

CONTACTO

+56 2 292503 00