Teatro

ENCUENTROS BREVES CON HOMBRES REPULSIVOS

De David Foster Wallace | Dirigida por Daniel Veronese

Argentina | Chile

  • Español
  • 60 minutos
  • +16 años

La elogiada obra de David Foster Wallace llega al teatro con una dupla de potentes actores —Marcelo Alonso y Francisco Reyes— y el destacado director argentino Daniel Veronese.


En Encuentros breves con hombres repulsivos, la adaptación teatral que el reconocido director argentino Daniel Veronese hizo a partir de la novela de David Foster Wallace, hay dos personajes: A y B. Dos actores que interactúan y que durante ocho encuentros breves e independientes van alternando en uno y otro rol. Los temas son varios, pero todos apuntan a un punto en común: la condición masculina contemporánea que aparece ante el encuentro con una mujer —en el amor, el sexo e incluso la pérdida— y una mirada con lupa a la falta de comunicación entre los géneros. Estrenada en Argentina en julio de 2019 con los actores locales Marcelo Subiotto y Luis Ziembrowski, en Chile su versión es protagonizada por Marcelo Alonso (director de El padre y La última sesión de Freud) y Francisco Reyes (Lear, el rey y su doble, La desobediencia de Marte), dirigidos también por Veronese.

Encuentros breves con hombres repulsivos es una coproducción de Fundación Teatro a Mil y Teatro Finis Terrae.

Autor: David Foster Wallace | Dirección: Daniel Veronese | Elenco: Francisco Reyes y Marcelo Alonso | Asistente de dirección: Francisco Albornoz | Producción: Cristóbal Pizarro | Coproducción: Fundación Teatro a Mil y Teatro Finis Terrae.

«Casi una decena de pequeños relatos que desnudan experiencias tan comunes que vistas así, limpias y evidentes, se vuelven, por ser tan reconocibles, feroces».

—La Nación de Buenos Aires

—Porque es una buena forma de conocer, en otro formato, la obra de David Foster Wallace, un escritor que se caracteriza por su prosa incómoda, sarcástica y crítica de la sociedad americana de los 80 y 90. Un rasgo que también está muy presente en el texto de Encuentros breves... Luego de su estreno en Argentina, la crítica resaltó principalmente lo bien lograda que está la adaptación de Veronese al traspasar esa incomodidad al escenario. “La obra convierte con notable lucidez una serie de monólogos literarios en breves situaciones conversacionales donde podemos asistir, al mismo tiempo, a dos niveles de repulsividad: eso que los hombres haceny eso que los hombres narransobre lo que hacen”, publicó la revista argentina Otra Parte.

—Para ver a Francisco Reyes y Marcelo Alonso, dos actores de larga trayectoria en las tablas, pero que nunca habían trabajado juntos en teatro. Lo que sí los une es que ambos han protagonizado interesantes “duelos actorales” en los últimos años: Marcelo Alonso estuvo en la exitosa Sunset Limited junto a Roberto Farías, y Francisco Reyes, en La desobediencia de Marte—con Néstor Cantillana— y Lear, el rey y su doble, con Daniel Antivilo.

—Por su dinámica y contenido, que reflexiona sobre las esferas más íntimas del comportamiento humano de forma descarnada, pero con la que todos pueden sentirse identificados en algún momento. De hecho,Encuentros breves…forma parte de una trilogía de montajes de Daniel Veronese llamado Experiencia, “que indagan en temas socialmente ásperos, contrastantes con la cotidianeidad que nos gustaría habitar, pero a la vez cercanos”, dicen sus productores. Las otras piezas son La persona deprimida—que también está presente en Santiago a Mil 2020— y Los arrepentidos, que en Chile tuvo una exitosa versión protagonizada por Alfredo Castro y Rodrigo Pérez.

La persona deprimida: incluido en Entrevistas breves con hombres repulsivos, es un ensayo que David Foster Wallace escribió en 1998 sobre una mujer con depresión que intenta liberarse de su ansiedad a través de las conversaciones con su terapeuta y un grupo de ayuda que siempre debe estar disponible para ella. Es un texto que tiene una profunda vinculación emocional con el escritor, quien se suicidó diez años después, aquejado por esta misma condición.

—Literatura y teatro: una de las grandes fuentes de alimentación de las creaciones teatrales son los libros. Nacieron como parte de un mismo género, pero fueron los romanos quienes los separaron como artes diferentes. A pesar de esto, recién en el siglo XVII —cuando comienza a subir la alfabetización— es que hay una real distinción, pues empiezan a popularizarse las novelas, escritas con fines únicamente literarios. Hoy, casi todas las grandes obras tienen su adaptación teatral o en el cine. En Santiago a Mil 2020 hay varias: Plata quemada—basada en la novela de Ricardo Piglia—, Las palmeras salvajes—adaptación del texto de William Faulkner— o Confieso que he vivido, un concierto teatral basado en las memorias de Pablo Neruda.

—Conoce más sobre la vida y obra de David Foster Wallace en la cinta El final del tour, protagonizada por Jason Segel y Jesse Einsenberg.

Encuentros breves con hombres repulsivos en Redes Sociales

En Facebook, Daniel Veronese, director

Colaboran


También te podría interesar

Funciones


CONTACTO

+56 2 292503 00