Teatro

EL CÍRCULO

De Colectivo Natuf

Chile

  • Español
  • 80 minutos
  • +14 años

A 13 mil kilómetros de Israel y Palestina, un grupo de chilenos descendientes de ambos pueblos intentan entender un conflicto que los separa —y los une— al mismo tiempo.


El círculo es un proyecto que nace de las reflexiones de Andrea Giadach y Alejandra Díaz Scharager: una, chilena de origen palestino; la otra, chilena de origen judío, quienes se juntaron a dialogar desde su nacionalidad compartida. A partir de sus inquietudes y cuestionamientos, convocaron a un grupo de creadores chilenos de ambos orígenes para formar un colectivo llamado Natuf, nombre del sitio geográfico que fue cuna de una civilización preagraria que habitó el actual territorio palestino-israelí, citando así un origen común entre ambas identidades. Sobre el escenario, intentan crear una obra de teatro juntos: un esfuerzo que revelará las tensiones que surgen de sus fuertes identidades ligadas a Israel y Palestina, un territorio lejano y conflictivo. Durante el proceso, buscarán entenderse poniendo en escena la realidad que los cruza, utilizando material biográfico, testimonial y ficcional.

Creación e investigación: Colectivo Natuf | Dirección: Andrea Giadach y Alejandra Díaz Scharager | Dramaturgia: Andrea Giadach | Elenco: Alejandra Díaz, Shlomit Baytelman, Samantha Manzur, Moisés Norambuena, Constantino Marzuqa, Antonio Zisis, Juan Carlos Saffie | Diseño integral y técnico de iluminación: Ana Luisa Campusano | Registro audiovisual e investigadora: Cristina Hadwa | Montaje de sonido y creador de universo sonoro: Marcello Martínez | Técnico de sonido: Magdalena Llanos | Asistente de dramaturgia: Pablo Manzi | Creador proyecciones: Niles Atallah | Creador mapa sinfin: Rafael Guendelman Hales | Diseño y realización marioneta: Santiago Tobar | Producción ejecutiva: Alejandra Díaz Scharager | Productora general: Emilia Morales.

«El valor de la obra no queda solo en un guion bien actuado, hay un esfuerzo que vale observar y acentuar (…) Aspira y logra calidad».

—El Desconcierto

—Por la sensibilidad con que enfrenta en escena un tema tan difícil de tratar como el conflicto palestino-israelí, y por demostrar cómo el teatro puede contribuir a fomentar el diálogo. “Con honestidad y emoción, el grupo se interroga sobre qué significa ser judío o palestino (…) y en torno a cómo se puede explicar que eventos tan lejanos despierten antagonismos irreconciliables entre chilenos de esas cunas. No quiere ni puede dar respuestas, pero como se indica desde el título, la obra constituye un esfuerzo por evitar que ello siga siendo un círculo vicioso”, dijo El Mercurio, que la calificó como un montaje “que importa y resulta esencial ver”.

—Porque es una de las obras chilenas más aplaudidas de 2019, tanto por su factura como por sus actuaciones. “Un punto alto de la dinámica es cuando se llega a los ejercicios de alteridad, es decir, cuando desde su ejercicio propio de actores interpretan el papel de un personaje del otro pueblo que, en un punto, es el pueblo ‘enemigo’. En ese sentido, destaca el trabajo de Samantha Manzur interpretando a una partisana judía durante la Segunda Guerra Mundial”, resalta Revista Wikén.

—Porque es un proyecto teatral inédito en Chile, cuyos resultados impulsaron a este grupo creativo a desarrollar una fundación con el objetivo de abrir caminos de diálogo entre ambos pueblos.

Teatro documental: sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XX, cuando comienza un interés por llevar a escena temáticas políticas e históricas, difuminando así los límites entre ficción y realidad. Esta vertiente teatral se caracteriza por trabajar no solo con documentos, sino también con testimonios que le entregan una dimensión más íntima, emotiva y personal a la obra.

Biodrama: Se refiere a una dramaturgia creada a partir de la biografía. Según la directora teatral argentina Vivi Tellas, una de las creadoras del término, se trata de la exploración de la biografía, propia o ajena, como posible material escénico.

Creación colectiva: se define así a las obras creadas no por un autor, sino por un colectivo teatral o grupo que, en conjunto, es responsable de la autoría de una pieza. Se trata de un proceso creativo a varias voces. Comienza a desarrollarse metodológicamente desde la década de 1960, como una forma de desarticular la noción rígida que separa los conceptos de director, autor y texto, y de cuestionar la estructura vertical al interior de una compañía de teatro.

Conflicto árabe-israelí: se conoce con este nombre a los enfrentamientos políticos, religiosos y territoriales entre Israel y los estados árabes vecinos, pero especialmente a su disputa con el pueblo palestino. Esta comenzó a agudizarse durante la Primera Guerra Mundial y tuvo su primera gran explosión en 1946, cuando la ONU decidió que en el área en conflicto, donde vivían israelíes y palestinos, se instaurarían dos Estados: uno judío y uno árabe. En 1948 se reconoció como tal a Israel, pero su contraparte no aceptó tal denominación y atacó a la nueva nación para reivindicar su derecho sobre esas tierras, en una guerra que ganó Israel y que terminó dejando a los árabes relegados a los territorios de Gaza y Cisjordania. Otros conflictos importantes entre ambas facciones han sido la Guerra de los Seis Días (1967), que ganó Israel, y el golpe de Yom Kipur (1973). Desde ese momento en adelante, el enfrentamiento en la zona ha sido constante, con estallidos de violencia, crisis humanitarias y miles de muertos y heridos.

Palestina e Israel en el cine y el teatro: las distintas aristas del conflicto han sido abordadas tanto en filmes como en montajes teatrales. Algunos ejemplos son Tierra del fuego (2013, con funciones en Chile en 2014), obra argentina escrita por Mario Diament y protagonizada por Alejandra Darín, que se basa en la historia de una de las sobrevivientes de un atentado aéreo cometido por un grupo palestino, quien 22 años después se reúne con uno de sus agresores; Creoenunsolodios (2011), del italiano Stefano Massini, que reúne los monólogos de tres mujeres: una estudiante palestina que quiere inmolarse por sus creencias, una profesora judía que intenta ser neutral y una soldado estadounidense que es mediadora en un conflicto que no entiende; la cinta Paradise Now, de Hany Abu-Assad (nominada en 2005 al Oscar como Mejor Película Extranjera), que cuenta la historia de dos amigos palestinos que se preparan para cometer un acto suicida en Tel Aviv, y Munich (2005), de Steven Spielberg, que retrata la muerte de una delegación israelí presente en los Juegos Olímpicos de 1972.

—Página de la Fundación Natuf, nacida a partir del trabajo del colectivo teatral

—Samantha Manzur y Shlomit Baytelman invitan a ver El círculo en YouTube

El círculo en Redes Sociales

En Instagram, @natuf.cl

En Twitter, @FundacionNatuf

En Facebook, fundacionnatuf

Colaboran


También te podría interesar

Funciones


CONTACTO

+56 2 292503 00