País Siria

Disciplina Teatro

Público Jóvenes | Adultos

Recomendación +14 años

Duración 75 minutos

Idioma Árabe, con subtítulos en español

Fechas 4, 5 y 6 de enero, 20.30h

Lugar Matucana 100

Temática Contingencia | Drama

Precio De $5.000 a $10.000

While I Was Waiting aborda la contradicción de la crisis permanente, en la que personajes comunes enfrentan problemas comunes en un mundo que se ha vuelto mortalmente absurdo

The New York Times

Las guerras no solo tienen como escenarios campos de batallas o ciudades devastadas, sino también espacios domésticos, lugares donde el caos y la muerte alteran la armonía familiar. El director Omar Abussada y el dramaturgo Mohammad Al Attar corrieron el riesgo de contar el drama que azota a su Siria natal, hundida desde 2011 en un feroz conflicto bélico que ha cobrado más de 350 mil vidas y que desató un flujo migratorio sin precedentes en el siglo XXI. La pieza tiene como protagonistas a Omar y Taim, dos víctimas de la guerra que por distintos motivos terminaron en coma. Taim yace en la habitación de un hospital, donde su madre, su novia y su mejor amigo conversan con su cuerpo inerte: la culpa de los que sobreviven, de los que emigran, de los que se sienten cómplices del horror sin serlo emerge en esos diálogos. Una metáfora sobre un país que, al igual que los protagonistas, está en el limbo, entre la vida y la muerte. Una obra que reafirma la importancia del teatro político y lo alza como un acto de resistencia; un relato íntimo sobre la tragedia humanitaria más grande de estos tiempos.

| Multimedia

Dirección

Omar Abusaada

(Siria)

Director teatral y dramaturgo. Desde hace dos décadas desarrolla un teatro marcado por una fuerte conciencia política y social. En 2002 cofundó la compañía Studio Theatre, y en 2007 conoció al dramaturgo Mohammad Al Attar, con quien se alió para crear obras de tipo documental enraizadas en la realidad siria. Sus piezas, que funden la tradición dramática siria con el teatro contemporáneo occidental, se han presentado en grandes festivales y teatros de ciudades como Londres, Nueva York, Seúl, Berlín, Edimburgo, Aviñón, Túnez y Beirut. Hoy vive en Damasco.

Dramaturgia

Mohammad Al Attar

(Siria, 1980)

Escritor y dramaturgo. Es considerado una de las voces jóvenes más destacadas del teatro sirio actual. Desde el estallido de la guerra comenzó a abordar la crisis en distintas obras, entre ellas, Could You Please Look Into the Camera (2012), sobre la tortura; y una trilogía de piezas sobre mujeres refugiadas. Sus trabajos han sido presentados en importantes escenarios del mundo, como el Festival de Aviñón y el Lincoln Center de Nueva York. En 2007 comenzó a trabajar con el director Omar Abussada, con quien exploró el teatro documental. Hoy vive en Berlín.

Dirección: Omar Abusaada | Texto y dramaturgia: Mohammad Al Attar | Diseño: Escena Bissane Al Charif | Iluminación: Hasan Albalkhi | Video: Reem Al Ghazzi | Musica: Samer Saem Eldahr (Hello Psychaleppo) | Intérpretes: Mohamad Al Refai, Mohammad Alarashi, Fatina Laila, Nanda Mohammad, Amal Omran, Mouiad Roumieh | Co-producción Festival d'Avignon, Napoli Teatro Festival, AFAC Arab Fund for Arts and Culture, Pôle Arts de la scène - Friche La Belle de Mai (Marseille), Theater Spektakel (Zürich), Onassis Cultural Centre (Athènes), Vooruit (Gent), La Bâtie Festival de Genève, Les Bancs publics - Festival Les Rencontres à l'échelle (Marseille), Festival d'Automne at Paris | Con el apoyo de La Criée Théâtre national de Marseille, Le Tarmac (Paris), Montévidéo Marseille | En colaboración con RFI, France 24 y Monte Carlo Doualiya

  • La producción cultural en Siria es escasa: es un país que lleva 7 años en guerra civil y se estima que más de 10 millones de personas —la mitad de la población— han emigrado. De ahí que sea un lujo para el público chileno acceder a esta obra, que además de ser parte de lo mejor del repertorio teatral de Medio Oriente, es también una fuente de primera mano del drama que se vive hoy en territorio sirio. Abusaada y Al Attar desmontan clichés y falsas ideas en torno a la guerra y relatan cómo se experimenta hoy desde el interior del país y dentro de los hogares.
  • Tras su paso por el Lincoln Center de Nueva York, el Festival de Aviñón de Francia y otros grandes escenarios de Europa, la obra cosechó críticas elogiosas en medios de gran prestigio, como The New Yorker, The New York Times y Le Figaro.
  • While I Was Waiting no pudo ser presentada en Siria, donde era un riesgo montar una obra de este tipo. De ahí que la pieza sea en sí misma sea una forma de resistencia. En palabras de Jessse Green, crítico del New York Times: "Hay que creer que el teatro vale muchísimo, si se piensa que hay gente dispuesta a arriesgar tanto para hacerlo. Si eres sirio, quizás la vida se valora de la misma manera: como un riesgo terrible que vale la pena correr".
  • Sobre la obra, su director explica: "Quise mostrar cómo una familia orienta su práctica cotidiana a ocuparse de una persona en coma, viviendo, al mismo tiempo, el día a día de una ciudad en guerra que también cambia sus costumbres". Sin embargo, no se trata de una obra que solo habla de Siria: "soy de los que piensa que ninguna justicia social será posible en mi país si no la conseguimos igualmente a nivel mundial. La cuestión del coma en la obra tiene que ver también con esa toma de conciencia".
  • El equipo tras While I Was Waiting ha vivido en carne propia la tragedia de la que habla la obra: Mohammad Al Attar dejó Damasco contra su voluntad en 2012 y se instaló en Berlín; Omar Abussada sigue viviendo en Damasco pero cada vez se ve más obligado a pasar tiempo en Alemania. En los viajes que han hecho para presentar este trabajo, los miembros de la compañía ha sufrido en los controles fronterizos el drama de tener un pasaporte sirio hoy.
  • Guerra civil siria. Conflicto bélico que enfrenta a las fuerzas armadas de la República Árabe de Siria, lideradas por el presidente Bashar al-Assad, con una serie de grupos armados rebeldes, varios de los cuales se unieron a las filas del autoproclamado Estado Islámico. Las revueltas comenzaron en 2011, durante las protestas de la llamada Primavera Árabe, y hoy, 7 años más tarde, las consecuencias de esta guerra son brutales: más de 10 millones de exiliados, alrededor de 350 mil muertos, ciudades devastadas y una ola de refugiados sin precedentes en las últimas décadas. La intervención directa o indirecta de países como Estados Unidos, Turquía, Rusia y de la Unión Europea no ha logrado apaciguar un conflicto al que todavía no se le ve una salida. Se trata de la peor tragedia humanitaria que ha vivido el mundo en el siglo XXI.
  • Teatro documental. Sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XX, cuando comienza un interés por llevar a escena temáticas políticas e históricas, difuminando así los límites entre ficción y realidad. Esta vertiente teatral se caracteriza por trabajar no sólo con documentos, sino también con testimonios, con lo cual se rescatan no solo los hechos en sí, sino también se les entrega una dimensión más íntima, emotiva y personal a las historias. En el caso de While I Was Waiting, la investigación implicó entrevistar a familias con seres queridos en coma a causa de la guerra, como también a doctores para comprender mejor este estado de inconsciencia.
  • La vida en Siria. Omar Abussada, que todavía vive en Damasco, explica cómo es hoy vivir en un país devastado: "la guerra ha cambiado completamente nuestras vidas. Se ha vuelto difícil juntarse a trabajar, no hay electricidad, los medios de transporte son casi inexistentes. Por la naturaleza de los textos que monto, ya no estoy a salvo. Una parte de la gente con la que trabajo no pueden volver a Siria, donde corren el riesgo de ser arrestados, interrogados y llevados a la justicia".

—«Una obra sobre un país en coma (...), una metáfora sobre Siria, (una nación) paralizada por la guerra, pero que sobrevive en lo que el director llama "una zona gris"»

The New Yorker

—«Seis sirios suben a escena para evocar su país e intentar deshacer estereotipos (...) (La obra) va más allá de la violencia y entrega pequeños momentos de vida»

Le Figaro

—«(La compañía) da una nueva vida a la idea del teatro político, al mostrarnos cuánto puede parecerse a un drama doméstico mirado desde arriba»

—The New York Times

While I Was Waiting aborda la contradicción de la crisis permanente, en la que personajes comunes enfrentan problemas comunes en un mundo que se ha vuelto mortalmente absurdo

The New York Times

—«Una obra sobre un país en coma (...), una metáfora sobre Siria, (una nación) paralizada por la guerra, pero que sobrevive en lo que el director llama "una zona gris"»

The New Yorker

—«Seis sirios suben a escena para evocar su país e intentar deshacer estereotipos (...) (La obra) va más allá de la violencia y entrega pequeños momentos de vida»

Le Figaro

—«(La compañía) da una nueva vida a la idea del teatro político, al mostrarnos cuánto puede parecerse a un drama doméstico mirado desde arriba»

—The New York Times

| Colaboran