País Chile

Disciplina Teatro

Recomendación +10

Duración 50 minutos

Idioma Español

Fechas 15 de enero 19.30h; 16 de enero 17.00h y 19:30; 17 de enero, 19.00h

Advertencia este montaje utiliza luz estroboscópica (parpadeante) que puede afectar a personas con algún tipo de epilepsia fotosensible o a quienes tengan especial sensibilidad espacial o lumínica.

Precio $8.000

(Silencio Blanco) manipula sublimes marionetas de aspecto crudo con tierna precisión

The New York Times

Escarbando en las sensaciones íntimas de personajes sumergidos en oficios solitarios, y frente a la inmensidad magnífica de la naturaleza, la compañía Silencio Blanco dedica su tercer montaje a los hombres de mar. Pescador habita aquellos lugares de nuestra cotidianeidad que se nos han vuelto extraños, ajenos: un hombre junto a su bote y su red de pesca establece una conexión invaluable con su oficio. En absoluto silencio, marionetas y manipuladores-actores conviven en un espacio donde el trabajo estético y la investigación de la compañía toman nuevos focos y plantean dilemas propios de estos tiempos: la desaparición de los oficios artesanales, el avasallador avance de la industria pesquera, la precariedad y la lucha de los que se resisten a abandonar sus tradiciones. Con una puesta en escena poética y delicada, Silencio Blanco rescata la memoria de los pescadores que día a día se enfrentan a la soledad del mar y a los grandes buques que han ahogado su oficio. Una obra que conmueve y hace reflexionar.

| Multimedia

Companía Silencio Blanco

Es una compañía teatral que se ha distinguido por su minucioso trabajo con marionetas de gran expresividad, construidas en base a materiales cotidianos, como papel de periódico y palillos chinos. Con sus tres montajes, De papel, Chiflón, el silencio del carbón y Pescador, han realizado varias giras internacionales y se han presentado en importantes escenarios del mundo, de países como Francia, Portugal, Estados Unidos y Dinamarca. La compañía articula sus montajes desde la observación e investigación en terreno, explorando temáticas profundas junto con la gestualidad y el movimiento humano para transmitir la ilusión emocional de sus personajes.

Compañía Silencio Blanco | Director Artístico Santiago Tobar | Producción creativa Dominga Gutiérrez | Elenco Rodolfo Armijo, Consuelo Miranda, Camila Pérez, Dominga Gutiérrez, Leonardo Falcón | Diseño Sonoro Ricardo Pacheco | Diseño de Iluminación Belén Abarza | Patrocinio Espacio CEAT

  • La obra, articulada a partir de una investigación en terreno que duró 12 días, permite conocer la realidad cotidiana de los pescadores artesanos, cuyo oficio ha quedado relegado frente al poder y escala de la industria pesquera. Esta es una oportunidad para rescatar su memoria y su existencia. Durante la investigación, la compañía se hizo parte de la vida de los pescadores a lo largo de sus jornadas y compartió con sus familias.

  • A nivel comunicativo, la obra, como todas las de la compañía, explora el silencio y sus posibilidades expresivas: al no usar la palabra hablada, los detalles (sonoros, estéticos, plásticos, visuales) cobran una gran importancia, por lo que para el espectador es una experiencia sensorial y emotiva nueva, única y original. La perfección del gesto en la manipulación produce que creamos podamos sentir hasta el latido de los personajes, sus emociones e historia.

  • Silencio Blanco es una compañía que ha ganado renombre internacional y que se ha presentado en importantes escenarios del mundo, entre ellos, el Museo de la Marioneta de Lisboa, el Festival Mundial de Teatros de Marionetas Charleville-Mézières, Francia; el Brighton Festival, de Inglaterra, Odin Teatret, de Dinamarca, y el Chicago International Puppet Theater Festival, Estados Unidos. En Santiago a Mil, en tanto, estuvieron en la versión 2015. "Su internacionalización es solo comparable con la de Teatro Cinema", ha dicho el crítico de El Mercurio Pedro Labra.

  • La propuesta estética y visual de Silencio Blanco ha deslumbrado al público y a la crítica por su delicadeza y originalidad: "Nuestras marionetas son blancas, construidas en a base de papel de diario en una artesanía fina y expuesta, y no hablan; no utilizamos texto. Defendemos que un movimiento humano, transmitido a una marioneta, tiene la suficiente capacidad expresiva para contar una historia sin necesidad de emitir palabra, provocando una ilusión en el espectador al punto de transmitir los latidos del personaje, compartiendo sus sensaciones e historia", explica la compañía.

  • Proceso de investigación. Los montajes de Silencio Blanco están articulados desde la observación e investigación en terreno, profundizando en la vida de personas sencillas y oficios solitarios. “Siempre decimos que ‘es un pecado imaginar’, es decir, nosotros no imaginamos la obra, nosotros fuimos y lo que ves en la obra es lo que vimos. (...) Queremos entregarle a la gente el corazón que nosotros recibimos cuando mostramos nuestro trabajo, la experiencia es la devuelta de mano”, ha explicado el director de la compañía, Santiago Tobar.
  • Teatro de marionetas. Usualmente se asocia el teatro de marionetas o títeres con un público infantil, pero Silencio Blanco se aleja de esa idea. En palabras de Santiago Tobar: "el tema de la marioneta es principalmente para hacer un foco distinto a las proporciones humanas a las que estamos acostumbrados. La marioneta para mí no tiene nada que ver con el teatro infantil o familiar, para nosotros como compañía fue la herramienta que nos llegó a las manos, es la marioneta quién canaliza todas las energías de todas las ideas que tenemos. No se enmarca dentro de un teatro especialmente infantil, es un actor que nos hace reflexionar".

«Pescador' resulta precioso, poético, de una magia cautivadora (...) los méritos son tan brillantes, que las objeciones se vuelven nimias»

El Mercurio

«Plena de detalles, esta puesta en escena cautiva por su poética, anclada en el silencio y en el rescate de oficios solitarios y testigos de otras épocas»

La Hora

(Silencio Blanco) manipula sublimes marionetas de aspecto crudo con tierna precisión

The New York Times

«Pescador' resulta precioso, poético, de una magia cautivadora (...) los méritos son tan brillantes, que las objeciones se vuelven nimias»

El Mercurio

«Plena de detalles, esta puesta en escena cautiva por su poética, anclada en el silencio y en el rescate de oficios solitarios y testigos de otras épocas»

La Hora

| Colaboran