País Chile

Disciplina Teatro

Público Jóvenes | Adultos

Recomendación +13 años

Duración 90 minutos

Idioma Español

Fechas 18, 19 y 20 de enero, 19.00h

Lugar Centro GAM

Precio $10.000

"Paisajes para no colorear", una de las obras sobresalientes de lo que va del año, es un emocionante desahogo colectivo, el grito de toda una generación de niñas y adolescentes chilenas que saca la voz, reclama respeto y ser escuchadas por primera vez

–La Tercera

Estigmatización, violencia y rebeldía. Nueve adolescentes chilenas suben a escena a exponer su forma de enfrentar el mundo y la violencia de la que han sido testigos y víctimas. Lissette Villa tenía 11 años cuando murió asfixiada porque una cuidadora de 90 kilos se sentó sobre ella por minutos. Tania Águila murió a los 14 años cuando su pololo la atacó con una piedra en la cabeza. Florencia Aguirre tenía 10 años cuando su padrastro la asfixió con una bolsa, la quemó y la enterró en la leñera de su casa. Estos fueron algunos de los casos que impulsaron al director Marco Layera –que aquí trabaja sin su compañía, La Re-Sentida– y su equipo a crear Paisajes para no colorear, obra que da voz a adolescentes chilenas para visibilizar la vulnerabilidad a la que están expuestas por ser mujeres menores de edad. S

| Multimedia

Dirección

Marco Layera

(1978)

Estudió Derecho en la Universidad de Chile. Su formación teatral la realizó en el Teatro Escuela La Matriz y en la Escuela Teatro Imagen. En 2008 funda la compañía La Re-sentida, de la que es director y con la que ha llevado a escena Simulacro, Tratando de hacer una obra que cambie el mundo, La imaginación del futuro y La dictadura de lo cool, montajes presentados en diversos escenarios y festivales del mundo. Ha dirigido procesos de investigación escénica enmarcados en los proyectos Elencos ciudadanos y Laboratorios de montaje, además de desempeñarse como docente en escuelas de teatro. Ha sido reconocido con el Premio Eugenio Guzmán del Festival para Directores Teatrales de la Universidad de Chile, Mejor Montaje en el Festival de Teatro Joven de Las Condes, y dos veces nominado al Altazor.

Dramaturgia Creación colectiva, basada en más de 100 testimonios de adolescentes chilenas | Apoyo dramatúrgico Anita Fuentes y Francisca Ortiz | Dirección Marco Layera | Elenco Ignacia Atenas, Sara Becker, Paula Castro, Daniela López, Angelina Miglietta, Matilde Morgado, Constanza Poloni, Rafaela Ramírez y Arwen Vásquez | Asistencia de dirección: Carolina de la Maza | Asistencia de escena Soledad Escobar | Psicóloga Soledad Gutiérrez | Diseño escenográfico e iluminación Pablo de la Fuente | Diseño de vestuario Daniel Bagnara | Música Tomás González | Producción GAM

  • La obra ha sido aclamada unánimemente por la crítica, destacando tanto la dirección como las actuaciones. “Impresiona la desenvoltura y aplomo escénico que la dirección consigue de estas jóvenes y que su discurso pueda provocar momentos tan conmovedores o jocosos, reacciones de asombro y hasta de horror. El conjunto funciona como un urgente manifiesto generacional organizado que coincide con el estallido de la 'revolución femenina'”, escribió el crítico de El Mercurio Pedro Labra.
  • Este montaje es resultado de un largo proceso de creación colectiva, que incluyó talleres en distintas comunas de Santiago y audiciones abiertas de las que resultaron seleccionadas 11 jóvenes de cerca de 140 candidatas: 9 para actuar y 2 para integrar el equipo de dramaturgia. A partir de casos aparecidos en la prensa y de más de 100 testimonio vividas por ellas y sus pares, dan forma a esta propuesta escénica.
  • Las once jóvenes que participaron en este proyecto describen así su motivación: “Queremos crear una sociedad empática y solidaria, queremos transformar este sistema desde la raíz y superar sus injusticias y desigualdades… lograr la explosión más liberadora, increíble, magnífica y escandalosa que ha visto la humanidad. Seremos las protagonistas de una revolución cultural sin precedentes”. Y agregan: “El tema que nos mueve es la violencia de la que somos víctimas, violencia de género, social, familiar, escolar y puntualmente el aborto y el femicidio adolescente”.
  • Uno de los aspectos más aplaudidos por el público y la crítica fue que, por una hora y media, son los jóvenes los que tienen la palabra para levantar temas urgentes y necesarios.

  • Paisajes para no colorear es el primer trabajo en solitario de Marco Layera, uno de los directores teatrales más destacados e interesantes de la escena chilena que, junto a su compañía La Re-Sentida, se ha presentado en más de 20 países y en los escenarios más prestigiosos del mundo, como el Festival de Aviñón, el Schaubühne am Lehniner Platz, de Berlín, el Théâtre National de Bruxelles y el Théâtre de la Ville de París, entre otros.
  • La Re-sentida. Compañía fundada en 2008, que busca consolidar una poética capaz de encarnar los pulsos, visiones e ideas de su generación con el objetivo de crear puestas en escena autorales, desmarcadas de las formas y discursos artísticos hegemonizantes. Asumen la creación teatral como una gran responsabilidad política, como un instrumento de crítica, reflexión y construcción. En 10 años, esta compañía se posicionó como una de las propuestas más destacadas e irreverentes del teatro local, gracias a obras como Tratando de hacer una obra que cambie el mundo y La imaginación del futuro. Varios de sus montajes han sido parte del Festival Santiago a Mil.
  • Teatro documental. Sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XX, cuando comienza un interés por llevar a escena temáticas políticas e históricas, difuminando así los límites entre ficción y realidad. Esta vertiente teatral se caracteriza por trabajar no sólo con documentos, sino con testimonios recogidos, con lo cual se rescatan no solo los hechos en sí, sino también se les entrega una dimensión más íntima, emotiva y personal a las historias.

«Una ardiente proclama libertaria femenina (…) No es una de las obras imprescindibles de la temporada, sino de varias»

El Mercurio, Pedro Labra

«'Paisajes para no colorear' es una obra sorprendente (…) con una entrega visceral y honestos testimonios (las protagonistas) montan un espectáculo movilizador y necesario»

El Mercurio, Andrea Jeftanovic

«Impresionante obra del director Marco Layera»

–La Tercera

«Una puesta en escena tan ágil y fresca, como emotiva y profunda, que no hace concesiones en materia teatral y permite que sus protagonistas hablen por todas las niñas y adolescentes de Chile»

Marietta Santi, santi.cl

"Paisajes para no colorear", una de las obras sobresalientes de lo que va del año, es un emocionante desahogo colectivo, el grito de toda una generación de niñas y adolescentes chilenas que saca la voz, reclama respeto y ser escuchadas por primera vez

–La Tercera

«Una ardiente proclama libertaria femenina (…) No es una de las obras imprescindibles de la temporada, sino de varias»

El Mercurio, Pedro Labra

«'Paisajes para no colorear' es una obra sorprendente (…) con una entrega visceral y honestos testimonios (las protagonistas) montan un espectáculo movilizador y necesario»

El Mercurio, Andrea Jeftanovic

«Impresionante obra del director Marco Layera»

–La Tercera

«Una puesta en escena tan ágil y fresca, como emotiva y profunda, que no hace concesiones en materia teatral y permite que sus protagonistas hablen por todas las niñas y adolescentes de Chile»

Marietta Santi, santi.cl

| Colaboran