País Chile

Disciplina Circo | Música | Teatro

Público Todo público

Recomendación +5 años

Duración 60 minutos

Idioma Español

Advertencia Recorrido de 1.5 kilómetros. Se recomienda para niños desde 5 años con capacidad de caminar junto a sus familias a una velocidad muy lenta.

Las abejas son la base del ecosistema mundial. El 75% de los alimentos que consumen los humanos son polinizados por ellas y son garantía de la biodiversidad y, en definitiva, de la vida. Con música en vivo, danza, artes circenses, acrobacias y un gran despliegue escénico, Ni una abeja menos es un pasacalle carnavalesco que pone en escena una preocupación actual y necesaria, a través de un mensaje medioambiental para crear conciencia ecológica en el público familiar y contribuir a la preservación del planeta. Curarenta personajes propio del mundo de los insectos y la flora, son los encargados de narrar de manera gestual coreográfica sobre una banda musical en vivo de la misma forma que se transmiten los argumentos en grandes montajes clásicos del ballet. Acompañados de dos abejas obreras, una abeja reina y un panal de grandes dimensiones, los artistas dan vida a este desfile callejero atractivo y dinámico; un relato coreografiado y musicalizado con adaptaciones de éxitos de la música chilena para promover la preservación del planeta y mejorar la calidad de vida de las futuras generaciones.

©Alejandro Cifuentes

Dirección y coreografía

Irene Bustamante

(Chile, 1972)

Intérprete en danza de la Universidad de Chile. Se radica en Paris en 1994, donde se especializa en danza espectáculo junto al coreógrafo Kamel Ouali. Realiza dos giras mundiales como bailarina solista para Universal Music FRANCE, proyecto ERA. Forma parte del elenco estable de danza africana moderna del coreógrafo marfiles George Momboye. En Chile, desde el año 2008, comienza su desempeño como coreógrafa en grandes producciones musicales como Cabaret, La pérgola de las flores (montaje Bicentenario), El mago de Oz y La novicia rebelde. Desde 2008 dirige CASSIS, compañía especializada en danza y teatro para público familiar, con la que ha montado obras como El viaje de Perséfone, Al ritmo del universo y La estrella de navidad.

Dirección y coreografía Irene Bustamante | Asistente coreografía Verónica Lobos | Director musical Felipe Hidalgo | Intérpretes Cinthia Pizarro, Ana Cambias, Juan Carlos Ahumada, Alfredo Araya, Francisco Castro, Daniel Ramírez, Eder Rebolledo, Eduardo Sáez, Lorena Henríquez, Carmen Gloria Espinoza, Natalie Warnier, Josselyn Morrison, Yordanka Alforis, Jocelyn Berríos, Romina Frías, Luisa Peña, Tania Donoso, Naomi Fabres, Jorge Escobar, Evens Clercema, Gustavo Silva, Mario Méndez. Javier Ramírez, César Núñez, Eric Jerez, Anita Barros, Angelo Almeida, Omar Araya | Músicos Javier Munizaga, Cristian Silva, Cristian Urrutia, Felipe Canales, Hugo Paredes, Felipe Painean, Camilo Arriagada, Alessander Santos, Cristóbal Baeza, Óscar Yáñez, Nicole Díaz, Javiera Beltrán | Tramoyas Carlos Quinteros, Diego Azócar, Camilo Aste | Asistentes Emanuel Tolosa, Sofía González, Alejandro Cifuentes, Eduardo Bustamante | Vestuario y maquillaje Carlos Salbo, Verónica Bustamante, Anai Vega, Danixa Ojeda | Producción Cassis Espectáculos

La inspiración artística de este desfile callejero es la necesidad de crear en niñas y niños, de manera urgente y temprana, el amor y la conciencia ecológicas. Su meta es instalar en el núcleo familiar chileno temas de conversación que ayuden a la preservación del planeta y a mejorar la calidad de vida de futuras generaciones.

El guión dramático y el montaje coreográfico fueron creados por la destacada coreógrafa chilena Irene Bustamante, cuya compañía, CASSIS, cuenta con elenco de 15 intérpretes, varios de ellos destacados a nivel nacional como Cuti Aste, encargado de las composiciones musicales, y Vivian Romo, bailarina Premio Altazor y Apes. Sus producciones han tenido presentaciones en importantes escenarios locales, como Teatro Mori Parque Arauco, Matacana 100 y Festival FAMFEST.

Se trata de un colorido y dinámico desfile callejero intrepretado por bailarines, acróbatas y artistas circenses. Los artistas, apoyados por una banda de músicos y vistosos vestuarios, representan a seres del jardín: mariposas, chinitas, grillos, flores y, por supuesto, abejas; todos coordinados en coreografías y piruetas con las que enseñan sobre el cuidado e importancia de las abejas en nuestras vidas y la del planeta.

Estructura del espectáculo. El traslado de los artistas contempla cuatro intervalos de pausa durante el recorrido. Estas pausas son cuatro estaciones coreográficas dentro del desplazamiento total. Cada estación tiene un título y un objetivo específico. De manera actoral y coreográfica se narra en estas estaciones cada una de las partes que componen el guión dramático de este pasacalle.

Pasacalles. El pasacalle se refiere a dos cosas: a un antiguo baile cortesano desarrollado en España, y a una forma musical de ritmo muy vivo que tocaban las bandas de música y los músicos ambulantes en las fiestas populares del siglo XVII, en especial, en las que se realizaban en las calles. De ahí que se use ese término hoy para los espectáculos callejeros que incluyen música en vivo.

Teatro de calle. Se denomina así a las presentaciones teatrales al aire libre en espacios públicos, sin que exista la necesidad de pagar para asistir a un espectáculo. Se trata de espectáculos montados en escenarios urbanos para ser vistos por una gran cantidad de gente. A comienzos del siglo XX, esta práctica comenzó a desarrollarse como una forma de emancipar a la clase trabajadora y reforzar el espíritu revolucionario contra los poderes establecidos. Posteriormente, se desarrolló como una vía para democratizar el teatro y llevarlo a distintos rincones de la ciudad.

| Colaboran