País Chile

Disciplina Teatro

Público Adultos

Recomendación +16 años

Duración 70 minutos

Idioma Español

Fechas 3, 4 y 5 de enero, 19.00h

Lugar Centro GAM

Precio $10.000

Un imperdible absoluto

El Mostrador

Los arrepentidos está basada en hechos reales: cuenta la historia de dos hombres que transitaron hacia una identidad femenina, que se sometieron hace décadas a una cirugía de reasignación para ser Isadora y Mikaela, y que luego –como dice el título– se arrepintieron. Ambos personajes hablan por primera vez sobre su transexualidad, los cambios a los que se sometieron, la forma en que han construido sus identidades, y también sobre los motivos que los llevan a retractarse. A partir del texto del dramaturgo sueco Marcus Lindeen, el director Víctor Carrasco –creador de la aplaudida obra La amante fascista– pone en escena una conversación conmovedora, en la que los personajes cuestionan los roles de género que se juegan ante los demás y ante uno mismo, y ponen en tensión las construcciones sociales, culturales e históricas en torno a esas identidades. Y lo hace reuniendo a Rodrigo Pérez y a Alfredo Castro, quienes vuelven a trabajar juntos después de 15 años. Más allá de la transexualidad y el dilema del género, Los arrepentidos habla de la búsqueda como una constante humana, del amor, la soledad, el devenir de dos cuerpos en tránsito y, sobre todo, de cómo se construye la identidad.

| Multimedia

Dirección

Víctor Carrasco

(Santiago, 1964)

Actor, director de teatro y guionista de televisión. Debutó en la dirección teatral en 1994 con De noche justo antes de los bosques, tras lo cual vendrían obras como Hedda Gabler (2006), de Henrik Ibsen; Las tres hermanas (2009), de Chéjov y la aclamada pieza La amante fascista (2010). Al mismo tiempo, es autor de guiones de exitosas telenovelas chilenas, como La Fiera (1999), Pampa Ilusión (2001), El circo de las Montini (2002) y Los Pincheira (2004).

Dramaturgia

Marcus Lindeen

(Suecia, 1980)

Artista, escritor y director. Estudió dirección en el Dramatiska Institutet en Estocolmo e hizo su debut con la obra Regretters, sobre dos hombres suecos que cambiaron de sexo dos veces, y que luego fue adaptada en un documental filmado por el propio Lindeen. La obra fue traducida a varios idiomas y la película ganó numerosos premios, entre ellos, el Prix Europa al mejor documental europeo en 2010. Con Los arrepentidos obtuvo el Swedish Academy Award (Guldbagge) y el Kristallen (algo así como el Emmy sueco) a la mejor película documental en 2011. Además de recorrer una sinnúmero de festivales, la película se proyectó en el MoMA de Nueva York y en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo de Moscú.

Dramaturgia Marcus Lindeen | Traducción Constanza Brieba | Dirección y diseño de espacio Víctor Carrasco | Asistencia de dirección David Gaete | Elenco Alfredo Castro y Rodrigo Pérez | Diseño de iluminación Andrés Poirot | Diseño audiovisual Javier Pañella y Nicole Senerman | Diseño sonoro Daniel Marabolí | Composición musical Fernando Milagros y Diego Perinetti | Producción ejecutiva Bárbara Nash

  • Víctor Carrasco es uno de los nombres de peso de la escena teatral chilena, director, entre otras obras, de La amante fascista, uno de los montajes más aclamados del último tiempo, presente en Santiago a Mil (2011 y 2012) y considerado por la prensa como “la mejor obra sobre la dictadura”, al decir de la escritora y crítica teatral Alejandra Costamagna.
  • Los arrepentidos reúne sobre el escenario a dos de los actores más destacados e importantes de Chile: Alfredo Castro y Rodrigo Pérez, quienes trabajaron juntos en la legendaria compañía Teatro La Memoria y ya habían abordado el tema de la identidad y el género en La Manzana de Adán (1989), donde interpretaban a dos hermanos travestis, y en la versión chilena de Eva Perón (2001), del autor argentino Copi. La actuación de ambos fue uno de los aspectos más aplaudidos por la crítica, que se refirió a ellos como “dos de los mejores actores y artistas de teatro de Chile”.
  • ­Esta obra plantea la identidad como un tránsito permanente, y a partir de ahí aborda el tema de la libertad para elegir: “nadie puede obligarnos a ser algo que no somos, menos el Estado a través de la coacción”, explica Víctor Carrasco.
  • Los arrepentidos está basada en el caso real de Mikael y Orlando, dos suecos que nacieron hombres y se cambiaron el sexo. Pasados los 60 años, se reunieron a conversar sobre sus vidas y sobre el arrepentimiento que sienten de haberse sometido a ese cambio. Mikael se operó a mediados de los 90, cuando tenía 50 años, y Orlando fue uno de los primeros pacientes en cambiarse de sexo en Suecia, en 1967. En este montaje, se proyectan fotos reales de ambos mientras los actores cuentan sus historias.
  • Este montaje propone una mirada abierta en torno a la identidad de género, como lo explica Jorge Díaz, activista del Colectivo Universitario de Disidencia Sexual (CUDS), en El Desconcierto: “la sexualidad es plástica y no definitiva, moldea nuestros cuerpos y es un territorio de experimentación constante. Sobre esto último trabaja Los Arrepentidos”, escribe, y destaca que esta obra abra la puerta a “perderse, fracasar, titubear, tomar la dirección equivocada y arrepentirse”, acciones, dice, que esta sociedad del optimismo y el éxito no perdona e incluso castiga.
  • Regretters. Esta obra de Marcus Lindeen fue producida para el Teatro de la Ciudad de Estocolmo en 2006, y desde entonces, fue reestrenada en varias ocasiones y agotó constantemente entradas. Fue traducida al francés, alemán, noruego, español e inglés, y la versión original fue elegida como una de las mejores obras contemporáneas de Suecia por The Royal Dramatic Theater en Estocolmo y la Televisión Nacional Sueca, donde fue transmitida en 2009. Una versión en español ya se había montado en México antes de que Víctor Carrasco descubriera la obra: “estaba investigando el tema trans cuando la descubrí. Lo que me pareció súpertransgresor es que abría una puerta hacia algo que es casi tabú, porque al iniciar ese camino, pareciera que es un camino sin retorno. Y la obra trata de la búsqueda de la identidad como un proceso que no se termina. No es sobre el ensayo y error, sino sobre que hay otras formas de búsqueda”, explica Carrasco.
  • Biodrama. Este concepto se refiere a una dramaturgia creada a partir de la biografía. Según la directora teatral argentina Vivi Tellas, una de las creadoras del término, se trata de la exploración de la biografía, propia o ajena, como posible material escénico. A diferencia del teatro documental, no se trabaja con textos ni documentos, sino con experiencia personales de individuos vivos.

«Una de esas pocas obras que se imponen por la fuerza de su ser en escena y que pueden dejar en el espectador el sabor de una experiencia vital (y artística)»

Radio Biobio

«En un contexto que busca el reconocimiento de las identidades trans, este montaje nos lleva a un pasado de la política sexual para decirnos que ese futuro exitoso del que nos hablan no está reservado para todas, que tenemos que mirar a quienes no triunfaron, esos que manchan la historia gay del éxito»

El Desconcierto

«Observar el resultado de ese trabajo es a la vez impactante y conmovedor, tanto por su forma como por el fondo del tema que se está tratando»

Radio Universidad de Chile

Un imperdible absoluto

El Mostrador

«Una de esas pocas obras que se imponen por la fuerza de su ser en escena y que pueden dejar en el espectador el sabor de una experiencia vital (y artística)»

Radio Biobio

«En un contexto que busca el reconocimiento de las identidades trans, este montaje nos lleva a un pasado de la política sexual para decirnos que ese futuro exitoso del que nos hablan no está reservado para todas, que tenemos que mirar a quienes no triunfaron, esos que manchan la historia gay del éxito»

El Desconcierto

«Observar el resultado de ese trabajo es a la vez impactante y conmovedor, tanto por su forma como por el fondo del tema que se está tratando»

Radio Universidad de Chile

| Colaboran