Entrevista Pippo Delbono

©Luca Del Pia

Pippo Delbono: “El teatro es el sondeo del ser humano, es un reflejo de quienes somos y tal vez de quienes deberíamos ser”

29 de Noviembre de 2019

El destacado director italiano presentará en Santiago a Mil La gioia, un espectáculo sobre la vida y la búsqueda incansable de la felicidad, un mensaje que, según el director, toma un especial sentido a poco más de un mes de su llegada a Chile: “Es importante estar aquí ahora, en este momento difícil de su país. Es casi una forma de solidaridad, una manera de compartir”.

Por Lorena Caimanque Leverone

“Genio loco”, “agitador teatral', “niño terrible del teatro”. Así ha sido definido la prensa a Pippo Delbono (Italia, 1959), célebre director de teatro y cine, precursor de propuestas escénicas que impactan por su visualidad, uso del cuerpo y la incorporación de distintos géneros, como el circo, la música y la danza.

Delbono, quien a lo largo de su trayectoria ha explorado diversos lenguajes y formatos, es también hoy reconocido por su trabajo en teatro junto a sordomudos, jóvenes con Síndrome de Down y personas en situación de calle, con quienes ha viajado por diversos festivales del mundo presentando sus espectáculos. En esta travesía quizás uno de sus más fieles compañeros ha sido Bobó, actor analfabeto y sordomudo que murió en enero de este año luego de dos décadas protagonizando las obras de la Compañía Pippo Delbono, un integrante fundamental que, en palabras de su director, "sigue vivo con su voz, con su recuerdo que late como si estuviera presente. De hecho, yo he pensado en un Bobó que siga trayéndonos dicha, aunque ya no esté entre nosotros".

©Luca Del Pia


Por estos días Delbono recorre distintas ciudades de Francia con La gioia, espectáculo que en enero presentará en Chile y que plantea una sensible mirada sobre la vida y la búsqueda incansable de la alegría, un mensaje que toma un especial sentido a poco más de un mes de su llegada a la versión número 27 del festival: “es importante estar aquí ahora, en este momento difícil de su país. Es casi una forma de solidaridad, una manera de compartir”, dice Delbono en medio de una gira que concluirá en el mes de diciembre en la ciudad de Bruselas, Bélgica.

Vivimos la sensación de una total desorientación, de aparición de un nuevo racismo. Me impacta la llegada de personas que vienen de zonas de guerra, de hambre, que se han vuelto símbolos de nuestra rabia, de nuestra angustia. Tocar estos temas me parece importante, fundamental en este momento. Tal vez para hablar del amor por el otro como única posibilidad de salvación”, explica el director italiano, para quien son particularmente importantes los temas que se refieren a la situación del ser humano excluido por su nacionalidad, color, religión u orientación sexual, todos temas relevantes de tratar, sobre todo en este momento de la historia:

Parte de estas inquietudes también se expresan en La gioia, donde Delbono propone reflexiones esenciales como que la alegría no es posible de alcanzar sin vivir sufrimiento, angustia o dolor: "Hay una canción italiana que dice 'hagamos como que todo va bien', y de alguna manera La gioia es lo opuesto, no hacemos como que todo va bien sino que transitamos por una travesía de la vida donde se hallan el dolor, la tristeza, lo oscuro, para intentar llegar a saborear fragmentos de dicha. Estamos pasando por un momento de dolor y por eso me parece importante seguir buscando la dicha, a pesar de todo”, explica.

©Luca Del Pia
©Luca Del Pia

─ Entiendo que este espectáculo fue montado en un momento delicado y complejo de tu vida, ¿en alguna medida el teatro se convirtió en tu sanación?

─No sé si hablar de sanación, pero poner el dolor, compartirlo con el público, es una acción para intentar abrir el propio pequeño yo. Compartirlo con los demás.

─ Esta es la segunda vez que te presentas en Santiago a Mil. ¿Qué significado tiene regresar en medio de la crisis que atraviesa Chile? ¿Cómo imaginas que el teatro puede influir en las transformaciones sociales que piden las personas?

La palabra 'crisis' es un concepto que me resulta muy cercano porque mi trabajo se ha hecho siempre en zonas de crisis, ya sea por los lugares que frecuentamos o por las personas que encontramos. Yo vengo de un país de aparente bienestar pero fuertemente en crisis, aunque sea una crisis distinta a la que están atravesando ustedes, nosotros vivimos una crisis cultural, lo que provoca también un quiebre en la forma de pensar.

Has dicho que es hora de acabar con el teatro burgués, que es momento de hacer teatro para todos. Pienso que ahora más que nunca esa idea toma sentido en Chile, pero ¿cómo hacerlo? ¿Qué le recomendarías a los artistas locales?

Que se dejen contaminar por la gente común. El teatro no puede nacer solamente de los ambientes cultos. Pienso que lograr llevar al teatro a las personas diferentes, menos clasificables como “público de teatro” es un desafío no sólo en Chile, sino que en todo el mundo. Por supuesto de lo que hablemos debe ser universal. No pienso nunca en un teatro populista sino en un teatro popular, que es algo muy distinto.

La Giogia

Del 23 al 25 de enero

La gioia
Festival Internacional Santiago a Mil 2020

CONTACTO

+56 2 292503 00