EL CLAMOR DE UNA MISMA VOZ

© Lisbeth Salas

EL CLAMOR DE UNA MISMA VOZ

14 de Enero de 2020

Somos un continente donde el conflicto permanente se ha vuelto parte de la cotidianeidad, y las esquirlas se han instalado en los cuerpos y en la psiquis de nosotros, sus habitantes. A través del teatro, los siguientes montajes han unido lenguajes y contenidos en torno a un hilo conductor común: el retrato de un cuadro clínico que abarca la salud mental, las críticas sociales y los fantasmas íntimos y públicos que aún acechan en el sur del mundo.

Por Vadim Vidal

SE TRATA DE NO IDEALIZAR, pero la esquizofrenia trae a la luz preguntas que, sin existir dicho cuadro, quizá no nos haríamos. El montajeHay que tirar las vacas por el barranco (vaya título demoledor), de la compañía venezolana La Caja de Fósforos, es una dramatización del best seller del periodista español Ricard Ruiz Garzón Las voces del laberinto (2005), y recoge de él cinco testimonios reales de personas afectadas directamente por este trastorno: la madre de un suicida que se pregunta si podría haber hecho algo para evitarlo; una mujer que huye de una pareja con la enfermedad e intenta salvaguardar a su hija; un enfermo que exorciza sus cuadros dibujando; una mujer abusada desde la infancia y un científico obsesionado con ideas satánicas.

Sí, son historias duras. Pero el mayor logro del montaje es escenificar el doble vínculo al no saber si lo que estamos viendo es real o ficticio. Y en un continente donde el acceso a la salud mental es un bien de privilegio, su otro cometido –visibilizar cuadros como la esquizofrenia– va más allá de una acción de arte: es un grito urgente de ayuda.

Otro trastorno, la depresión, se puede desencadenar por factores ambientales como el estrés y la falta de redes de apoyo. Bien lo sabemos los chilenos, uno de los países con la tasa más alta de esta enfermedad en el mundo. Al otro lado de la cordillera, en Buenos Aires, el director argentino Daniel Veronese decidió trabajar con este tema adaptando para el teatro el ensayo del escritor estadounidense David Foster Wallace La persona deprimida. En esta pieza, la desolación está interpretada por la escenografía, aséptica y blanca, y por la actriz María Onetto, cuyas pausas, entonaciones y estremecimiento hacen sentir que asistimos una terapia auténtica.

Más allá de la potencia de la narración y la frialdad del tono general, se cuela la empatía característica con que Foster Wallace analizaba este mal. El mismo que lo llevó a suicidarse en 2008.

Hay que tirar las vacas por el barranco tendrá una función en Centro GAM el 23 de enero. 85 min. / español / +15 años. © Lisbeth Salas
La persona deprimida estará en Mori Parque Arauco del 24 al 26 de enero. 60 min. / español / todo público. © GERMAN ROMANI

MUERTE, DESEO Y EL SENTIDO DE VIVIR

Después de vender 20 millones de discos y urdir el cancionero de generaciones, la cantante y compositora mexicana Julieta Venegas se vació. Por eso se radicó en Buenos Aires, para disfrutar de cierto anonimato y juntarse con gente como el director y dramaturgo Santiago Loza, un artista de la escena independiente bonaerense quien escribió La enamorada. Esta obra es un monólogo –mitad representación, mitad canciones– que trata sobre una mujer que, en palabras de Loza, está parada en el escenario intentando “redefinir el mundo desde lo más simple, para volver a enamorarse de él”. La premisa puede sonar naif, y algo de eso tiene tanto la puesta en escena como la sencillez con que Julieta Venegas –dirigida por Guillermo Cacace– se planta sobre el escenario. Pero hay un trasfondo que va un poco más allá: ser mujer, entrar en la madurez y sacar lecciones de aquello no es fácil, ni en el mundo ni menos en América Latina. Y Julieta lo sabe y lo transmite.

Otro realizador que convierte su experiencia en el cuerpo de su obra es el director y dramaturgo uruguayo Sergio Blanco, quien utiliza, como pocos, la autoficción para abordar tópicos como el deseo, la represión y el erotismo. De eso se trata Cuando pases sobre mi tumba, su más reciente obra, que plantea su propia muerte para hablar del cuerpo (el suyo, el nuestro) como lucha política; el derecho a la eutanasia y al placer post mortem. Es un diálogo entre el alter ego del autor con el médico que practicará la muerte asistida en Ginebra, y con el joven necrofílico internado en un psiquiátrico que recibirá su cuerpo en Londres.

Otra obra que se pregunta, a su manera, por el sentido de vivir, es la boliviana Los maderfakers, del director Kike Gorena: un montaje que habla de una familia sumida en la estupidez y la inercia, y que busca en el metal una salida para salvarse.

La enamorada se presentará en Centro GAM, entre el 23 y el 26 de enero. 55 min. / español / +12 años. © Francisco Castro Pizzo
Cuando pases sobre mi tumba estará del 21 al 23 de enero en Mori Parque Arauco. 100 min. / español / +14 años. ©NAIRÍ AHARONIÁN
Los maderfakers tendrá funciones del 20 al 22 de enero en teatro Sidarte. 75 min. / español / +15 años  © ALEJANDRA SÁNCHEZ

EL DOBLE ABANDONO

Latinoamérica, cuando se mira a sí misma, también revela historias de abusos sociales y corrupción. En Perú, después del narcotráfico, el tráfico de terrenos es el segundo delito en importancia. En medio del boom inmobiliario, las bandas se toman un terreno y lo lotean. Así perdió su herencia la documentalista Chaska Mori: compró un terreno al sur de Lima y de un día a otro se lo quitaron. Lo que vino después fue una burocracia de jueces y policías que hacían todo lo posible por no hacer nada, dejándola huérfana de auxilio. Fiel a su arte, Mori registró el caso y junto a los mexicanos Lagartijas Tiradas al Sol, quienes también han sido parte de Santiago a Mil, lo adaptó a las tablas. El apellido comienza conmigo es una obra de teatro documental que cuenta el caso y el nexo entre dos prácticas patriarcales propias de nuestro continente: cómo el macho y el Estado abandonan a sus hijos.

FANTASÍAS SUDAMERICANAS

DE AYER Y HOY

Hay que decirlo de una buena vez: los niños no son siempre adorables. La multipremiada obra de muñecos y animacionesMartino Gomaespuma, de los argentinos Lupa Compañía de Muñecos, trata sobre eso. Un pequeño y macizo niño de ocho años adicto al skateboarding se niega a pasar las vacaciones con su padre, a quien apenas conoce, lejos de la ciudad. Una fantasía inspirada en las creaciones del Studio Ghibli que ofrece aventuras sobrenaturales y humanidad. Porque hay que decirlo también: nunca nada nos volvió a asombrar tanto como lo que descubríamos de chicos.

La primera obra de Federico García Lorca fue un sonado fracaso. En 1920, El maleficio de la mariposa fue abucheada por el público, al considerar absurdo abordar un tema tan universal como el amor sirviéndose de cucarachas como protagonistas. La compañía brasilera Ave Lola retoma la obra utilizando muñecos, los que interactúan con sus manipuladores para contar esta historia de una cucaracha enamorada de una mariposa. El vate español aborda en una fábula sencilla, más que el amor en sí, la pérdida de valores en la sociedad contemporánea.

Ambas obras son parte del ciclo de montajes que Santiago a Mil tendrá en alianza con La Rebelión de los Muñecos en el Anfiteatro Bellas Artes. La adhesión es “a la gorra”: cada uno paga lo que pueda por la entrada.

Martino Gomaespuma, del 17 al 19 de enero. 50 min. / español / +3 años.
El maleficio de la mariposa, del 24 al 26 de enero. 60 min. / español y portugués / +8 años.  © LARISSA DE LIMA

CONTACTO

+56 2 292503 00