Jurado ciudadano de Santiago a Mil

Jurado ciudadano de Santiago a Mil: un espacio para vincular a los públicos de manera más directa con el festival

2 de Agosto de 2019

Probablemente no conocías la figura del jurado ciudadano de Santiago a Mil, una de las diez personas encargadas de seleccionar las obras para el festival de teatro que se toma las salas y las calles cada enero desde 1994, viene precisamente del público asistente, comprometido y entusiasta por las artes escénicas.

Los jurados del festival son autónomos y cambian cada año. En Santiago, los jurados de Teatro y Danza se reúnen cuatro a cinco veces durante el periodo activo de asistencia a obras, para discutir sobre ellas y ven entre 70 y 130 montajes, dependiendo de los postulados, en un periodo de un año (agosto a agosto).

Dentro de sus tareas se encuentra el visionado de obras, que en algunos meses, pueden llegar a ser de cuatro obras a la semana. Además, deben evaluar cada obra, dando argumentos escritos y también puestos en discusión cuando hay reuniones. En la última reunión, usualmente, se realiza una votación para realizar la selección de las obras.

La figura del jurado o jurada ciudadana surgió como una propuesta del equipo de Comunicaciones y Contenidos, con la finalidad de abrir nuevos espacios para vincular a los públicos de manera más directa y determinante con el Festival Santiago a Mil. Una oportunidad para poner en diálogo a un jurado especializado y profesional de las artes escénicas, con la mirada más transversal, intuitiva y emocional de un espectador o espectadora, cuyo único requisito es tener el hábito cultural de asistir permanentemente al teatro. Así, desde hace tres años debutamos con esta idea que ha transformado la manera en cómo se debate y alimenta la discusión en torno a la programación nacional de este encuentro

–Carmen Mera
Coordinadora del jurado nacional

La figura del jurado ciudadano se instauró en 2017 y hasta el momento han pasado dos personas por el cargo, mientras la tercera comienza sus funciones esta semana. Acá te invitamos a conocer a los jurados ciudadanos y saber cómo llegaron a desarrollar esta misión en Santiago a Mil.

Jurado 2019

Pía Muñoz.jpg

Pía Muñoz (32 años) "soy proyectista, trabajo en una empresa gastronómica que vende equipos a diferentes entidades públicas o privadas (casinos, hospitales, entre otros). Mi vínculo con el teatro comenzó hace 15 años atrás con La Pequeña Gigante, un día fui a verla y me enamoró, fue impresionante la manera en que se movía, el mecanismo, la gente que se juntó para verla y ahí comencé a ir al teatro más callejero por un tema de plata, ir a salas es más caro, pero el teatro callejero aportaba mucho. Mi madre fue la persona que me incentivó a seguir a esta pequeña por las calles de Santiago y me dio la motivación de seguir yendo al teatro. Nunca me atreví a estudiar algo relacionado al teatro, me gustaban más los números soy más cuadrada, pero me encantaría hacer algo como iluminación, tramoya y cosas así.

Llegué a ser jurado gracias a las redes sociales, porque ya grande y con ingresos para gastar en lo que yo quisiera empecé a ir mucho al teatro de sala, me sacaba fotos diciendo que estaba viendo tales obras y con tales personajes y eso ayudó yo creo porque de un día para otro me hablaron por Twitter para preguntarme si me interesaba participar de esto y dije que obvio, fue como un sueño porque comencé siguiendo sus redes y de pronto me llaman fue muy inesperado, conocí gente, vi muchas obras, fue una experiencia WOW nunca esperé esto, de hecho no me la creo todavía jaja aprendí mucho, pude ver cómo es la producción por detrás y todo el esfuerzo que se hace para montar una obra, lo siento como una experiencia maravillosa.

Que exista este jurado ciudadano es maravilloso, acerca más a la gente que no tiene el conocimiento a cómo es todo el proceso de selección para el festival, participar en esto genera que la gente que te rodea se interese más y te pregunte por el asunto del teatro, por qué se selecciona una obra, si quedó y otra no, hace que la gente participe mucho más en este evento y le vaya gustando, hace falta información e integrar este espacio te permite ser parte del 'boca a boca', como una persona que difunde este magno evento, fue una experiencia genial"

Jurado 2020

Ítalo Castelli.jpg

Ítalo Castelli (42 años) "soy ingeniero comercial, la mayor parte del tiempo he trabajado en bancos. Mi vínculo con el teatro llegó hace 10 años atrás, siempre fui más al cine o a conciertos y en un momento vi la necesidad de ampliar el tema cultural en mi vida y empecé a ir al teatro de a poco curioseando y me interesó mucho, luego iba tres o cuatro veces a la semana al teatro. Hoy trato de ver todo lo que está en cartelera.

Me contactaron en mayo del año pasado para un focus group sobre el sitio web de la Fundación Teatro a Mil y luego al mes me llegó un mail diciendo que me invitaban a ser parte del jurado ciudadano que fue por lo que escucharon en la grabación del focus pensaban que mi perfil se acomodaba al jurado. Obviamente dije al tiro que sí, súper entusiasmado con hartas ganas y ha sido genial, por un lado compartir con gente que sabe de teatro, porque a mí me gusta mucho pero técnicamente desconozco las cosas más específicas del teatro, he compartido con actrices, docentes que son estas personas que son parte del jurado y para mí ha sido muy enriquecedor. Lo que más me gustó fue compartir con estar personas porque las obras las iba a ver igual, pero el ver otras miradas que a uno se le escapan de las obras era muy interesantes.

La figura del jurado ciudadano es un aporte en dos direcciones por un lado para la Fundación y el Festival es bueno tener la mirada de gente que percibe el teatro más desde el estómago que desde lo profesional, de esa forma se representa al público general y por otro lado para uno como jurado ciudadano es interesante y se aprende mucho".

Jurado 2021

Bárbara Dintrans.jpg

Bárbara Dintrans (33 años) "soy dentista, no creo que eso me defina pero me dedico a esto y me encanta lo que hago, siempre estuve entre ser dentista o estudiar literatura, pero mi carrera me gusta porque puedo ayudar a la gente y cambiar muchas cosas.

Llegué a ser jurado ciudadano porque una vez que salí de la carrera empecé a ver muchas obras, comprar hartas entradas, y me uní al Club de amigos de Santiago a Mil entonces un día nos invitaron a un focus group para hablar del sitio web de la Fundación Teatro a Mil y participé, de a poco cada vez me iba ligando más a lo que hacían, voy habitualmente al teatro y mi vínculo es de espectadora, voy varias veces al mes, me fui informando más, opinando más, seguía a todas las compañías en sus redes sociales y bueno gracias al focus luego me ofrecieron ser parte del jurado.

Espero aprender mucho de esta experiencia, ver obras, dar mi opinión, siento que tiene que haber opiniones de todo el mundo porque finalmente el teatro es de todos, y yo soy parte de ese todo. Quiero conocer más gente y meterme en ese mundo que es muy distinto al que frecuento habitualmente, si bien soy espectadora no me siento parte del mundo del teatro, es algo que uso para distraerme y quiero conocer a esta gente y compartir lo que pienso con estas personas que saben más".


Hasta el 31 de julio de 2020, abierta convocatoria nacional para Santiago a Mil 2021

Artistas y compañías podrán postular al proceso de selección de la Programación Nacional de la versión número 28 del festival AQUÍ