Diez obras de ocho países de Latinoamerica forman parte de Santiago a Mil 2019

© Pili Pala

| Diez obras de ocho países de Latinoamerica forman parte de Santiago a Mil 2019

13 de Enero de 2019

Diez montajes de ocho países latinoamericanos darán cuenta del nutrido panorama teatral que existe en el subcontinente. Coinciden en la crítica al mundo contemporáneo, en sus inquietudes políticas y miradas íntimas sobre la sociedad, a través de estéticas propias y sorprendentes. Este es el mapa para no perderse una de las franjas más esperadas del festival.

La vigencia de Antígona

Sófocles la escribió en un tiempo apenas imaginable −442 años antes de Cristo−, pero cuando una nueva ver­sión de Antígona se estrenó en 2015, en Ciudad de Mé­xico, el éxito fue tal que tuvo más de 100 funciones solo en su primera temporada. La crítica se rindió ante la obra tanto por su dramaturgia y propuesta escénica, como por lograr una interpretación desafiante y actual del mito grie­go, en el que Antígona, hija de Edipo, entierra ilegalmen­te a su hermano y, con ello, desobedece al rey de Tebas. En otras palabras: una mujer enfrenta a la autoridad por hacer lo que a ella le parece un deber.

Entonces, los ojos se volcaron hacia el director, David Gaitán, quien a sus 35 años ha escrito 12 obras y diri­gido 7 montajes, todos ellos caracterizados por plantear reflexiones incómodas sobre la sociedad actual. En Antí­gona —con la que obtuvo el premio a Mejor Dirección de la Asociación de Críticos y Periodistas Teatrales de México 2016— Gaitán traslada el texto de Sófocles al turbulen­to presente mexicano, para debatir desde ahí conceptos como la justicia, la política y la democracia. Su vigencia, dice el director, es aterradora: “En un mundo en el que sus líderes están cargando de teatralidad sus administraciones, indagar en la complejidad de carácter y utilizar esa teatra­lidad para problematizar la realidad nos parece un anclaje poderoso al presente”, afirma. La obra convierte al teatro en una asamblea popular, donde actores y público tienen derecho a participar. Revisa la información sobre las funciones de esta obra AQUÍ.

© Nacho Ponce


Dos joyas argentinas

Del director, guionista y cineasta Gustavo Tarrío se ha dicho que es uno de los realizadores más personales de la escena trasandina y que es un creador de mundos fantás­ticos. A Santiago a Mil 2019 trae Todo piola, una pieza “que no resulta ni en obra de danza, ni en obra musical, ni en obra de teatro, sino en la desquiciada forma de un remix de todo eso”, según el diario La Nación. Una es­pecie de ritual de apareamiento entre dos personas que Tarrío (Kuala Lumpur, Una canción coreana, La guia­da) construyó a partir de la poesía de Mariano Blatt, uno de los poetas jóvenes más interesantes y aclamados de Argentina.

Para darle mayor ambigüedad a la obra, el director esco­gió como protagonistas a un hombre y una mujer con un gran parecido físico. A través de canciones de la cantante Guadalupe Otheguy y de la expresividad corporal de los actores, Todo piola sumerge al espectador “en la posibi­lidad del romance como un paraíso artificial”, dice Tarrío, “en las mieles de los primeros momentos del amor”. Revisa la información sobre entradas y funciones AQUÍ.

Otro de los nombres ineludibles de la escena argentina es Piel de Lava, una compañía con 15 años de trayectoria integrada solo por mujeres: Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes, aplaudidas por trabajos como Colores verdaderos (2003), Neblina (2005), Tren (2010) —presente en Santiago a Mil 2010— y Museo (2014). Al festival llegan con Petróleo, estrenada en 2018 en el Teatro Sarmiento y en la que interpretan a hombres acostumbrados al trabajo duro en un pozo petrolero. Con­texto ideal para investigar la posibilidad de habitar perso­najes masculinos y explorar la ficción y construcción de gé­neros. Una propuesta brillante, según la crítica trasandina. La información sobre las funciones AQUÍ.

Todo piola | © Rilind Modigliani
Petróleo | © Carlos Furman

La voz potente de Teatro Petra

Junto a la actriz Marcela Valencia, en 1985 el drama­turgo, director y actor colombiano Fabio Rubiano fundó la compañía Teatro Petra, que se ha convertido en uno de los grupos más influyentes y representativos del teatro contemporáneo del país sudamericano, con un público fiel que sigue todos sus proyectos. Rubiano ha escrito más de 20 obras, de las cuales cuatro han recibido el Premio Nacional de Dramaturgia de Colombia: Gracias por haber venido (1996), Cada vez que ladran los perros (1997), La penúltima cena (1999) y El natalicio de Schumann (2009). Sus textos han sido traducidos al francés, inglés, esloveno, chino, turco y portugués.

A Chile llegan con dos de sus creaciones más recientes y exitosas, ambas con temáticas urgentes. Labio de lie­bre (venganza o perdón), que se estrenó en 2015, cuan­do Teatro Petra cumplió 30 años, fue considerada como un hito del teatro colombiano, no solo porque en menos de nueve meses tuvo temporadas en dos escenarios de Bogotá a teatro lleno y fue presentada en los escenarios más importantes de México, Suiza, Francia, Brasil y Perú, sino además por su calidad y por la capacidad de con­mover a la audiencia con la historia de Salvo Castello, un excelente empleado y hombre de armas que participó en la ejecución de hechos atroces. Se arrepiente, pero queda en deuda, y para pagarla deberá enfrentarse, en su propia casa, con hechos del pasado. Una historia que plantea el dilema entre la venganza y el perdón, y que el diario El Tiempo, de Colombia, describió como “una estremecedora pieza con mucho arte, inteligencia y ex­celentes actuaciones”.

Las funciones de Labio de Liebre finalizaron, pero aún existe la posibilidad de ver Cuando estallan las paredes, otra obra de la compañía estrenada en mayo pasado, que narra con ritmo vertigi­noso, amplia escenografía y diferentes planos de acción la historia de un atentado. Lo hacen desde la mirada de quienes serán víctimas de este acto de terror, y también de la mirada de quienes lo realizan. El montaje plantea una gran pregunta: ¿a quién, en realidad, le interesa que la guerra y el terror continúen?. Encuentra la información sobre este espectáculo AQUÍ.

Labio de liebre | © Juan Antonio Monsalve
Cuando estallan las paredes| © Catalina Amaya

La última creación de Gabriel Calderón

Sus textos han sido traducidos a distintos idiomas y presentados en países de todo el mundo: Gabriel Calde­rón es sin duda uno de los dramaturgos y directores más importantes del teatro uruguayo contemporáneo. Con IF - Festejan la mentira, pone en escena una obra de monólogos explosivos −”realmente buena literatura”, ha dicho la crítica uruguaya− para hablar de dinero, menti­ra, celos y herencias. La idea parece sencilla: una familia se ve imposibilitada de enterrar al abuelo que ha muer­to porque se presentan diversas dificultades. IF plantea el tema de cómo la muerte de un ser querido destapa rencillas al interior de una familia. “(Trata de) la plata y lo que hacemos por plata, fundamentalmente el vínculo entre el arte y el dinero, las creencias, la familia; lo que creemos que es verdad y es mentira”, dice Calderón. La obra es la cuarta parte de la Pentalogía fantástica de Cal­derón, compuesta por los montajes Ex, que revienten los actores (2012) —presente en Santiago a Mil 2015—, Or, tal vez la vida sea ridícula (2010) y Uz, el pueblo (2015). Revisa la información de la última función AQUÍ.

© Pata Torres


Viaje de una década

La ficción es necesaria para entender la realidad: es la idea que defiende Odisseia, un montaje en el que el director brasileño Leonardo Moreira (Chachorro morto, El jardín) reversiona este clásico homónimo de Homero. Tras pasar una década en la Guerra de Troya, Odiseo regresa a casa, una travesía que le toma 10 años más. La destacada compañía brasileña Hiato traza a partir de La odisea un nuevo camino: las experiencias personales de los actores se entrelazan con las de los personajes del poema griego. Odiseo es el único ausente, y es la audiencia la que interpretará su papel. Mez­cla de experimento interactivo y obra teatral, este trabajo es una buena prueba de por qué Cía. Hiato es hoy uno de los colectivos teatrales más importantes y premiados de Brasil. Encuentra toda la información la última presentación AQUÍ.

© Matheus José María


Temas urgentes de Perú y Bolivia

Bolivia se hace presente en Santiago a Mil para hacer visible uno de los grandes dramas de ese país: la violencia de género y el femicidio, cuyas cifras entre 2013 y 2018 ascendieron a 455 muertes. La directora y dramaturga An­drea Riera, junto a las actrices y creadoras Piti Campos y Alice Guimaräes, se adentran en esta tragedia en Anima­les domésticos, un montaje en el que exploran el maltra­to a las mujeres a través de la historia de Ana, una mujer que bien podría asemejarse a un animal doméstico que se pasea y duerme entre las cuatro paredes de una casa. Rie­ra, a cargo de la dirección y el texto final, es cofundadora de la primera plataforma de teatro en Bolivia, PUNTO BO. Por esta obra, recibió en su país el Premio del XI Concurso Municipal de Teatro Raúl Salmón de la Barra. Toda la información sobre las últimas funciones la encuentras AQUÍ.

Los temas que trae Perú con Mucho ruido por nada también son urgentes: los derechos de las minorías sexuales, la igualdad de género, el machismo y la discusión en torno a la unión civil, una figura legal que aún no existe en el país andino. La reconocida directora teatral y dramaturga Chela De Ferrari regresa al festival luego de participar en 2016 con La cautiva para presentar esta adaptación original e inteli­gente del clásico de Shakespeare. En su propuesta, actores hombres hacen de mujeres, pero sin pelucas ni maquillaje, mientras una banda de músicos toca en vivo a Los Beatles en ritmo de salsa. Lo mejor del año, según la crítica peruana. Más información sobre este espectáculo AQUÍ.

Un paisaje escénico de la prostitución

El destacado director, actor, gestor cultural e investigador cubano José Ramón Hernández realizó un proyecto escéni­co transdisciplinario sobre la prostitución masculina gay en Cuba, al que llamó Baquestribois. Tras recorrer Alemania y México, entre otros países, este montaje de teatro docu­mental llega a Santiago a Mil para entregar, en una mezcla de ficción y no ficción, de metáfora y literalidad, una mirada única sobre el comercio sexual en la capital cubana, fruto de una larga investigación que involucró a prostitutos, trans­formistas, especialistas en género, sexología, psicología y derecho. El resultado es una propuesta estética alucinante, en la que los actores crean un paisaje escénico con sus cuer­pos desnudos, y donde los testimonios de los protagonistas se superponen con una atmósfera sonora y visual que re­crea los lugares de La Habana marcados por la prostitución. Toda la información sobre las funciones AQUÍ.

Animales Domésticos| © Sergio Alavi
Mucho ruido por nada
Baquestribois