Santiago a Mil queremos romper las fronteras de lo posible, provocar el encuentro con lo diverso y abrir conversaciones necesarias.

Ante una sociedad que se transforma, se diversifica y se enriquece de múltiples culturas, y, a la vez, enfrenta un mundo cada vez más virtual, líquido y voraz, las artes escénicas se levantan como un espacio de resistencia: una provocación para el encuentro, un paréntesis para disparar preguntas y poner en discusión diversas miradas, identidades y experiencias.

Haciendo eco de este sentir y hacer, Santiago a Mil es un espacio que convoca y da visibilidad a lo diverso, a lo inclusivo, a lo mestizo, a múltiples voces, visiones y opiniones, a lo disidente, a lo urbano, a la resistencia social y a la militancia por la cultura, a rebelarse ante las imposiciones y lo inaceptable. Un momento para apreciar el espacio de lo humano, vivir momentos únicos, compartir experiencias inolvidables y dialogar a través de múltiples expresiones artísticas. Pensar que otro mundo es posible.

Diversidad

Inclusión

Descentrali-zación

CURATORÍA

Frente a la caída de las grandes ideologías, la crisis de la representatividad y la fragmentación del sujeto, la identidad es un proceso en constante movimiento y transformación. ¿Cómo (re) definir quiénes somos y entender el mundo que habitamos? Las artes nos invitan a mirar esos desplazamientos, mutaciones y a no bajar los brazos ante los procesos que nos aquejan, incomodan o nos ilusionan como sociedades contemporáneas. Asociado a esa reflexión, el festival busca abrir un espacio a miradas diversas, temáticas urgentes y discusiones necesarias. Pero también una invitación a sorprenderse con las diferentes expresiones artísticas, a atreverse a descubrir nuevos formatos, a recuperar el espacio público como un lugar para el encuentro, donde las diferencias territoriales, económicas y sociales no constituyen una barrera para reunirse.

MUJERES CREADORAS

Musas, vírgenes, madres. Desnudas o provocativas. Históricamente las mujeres han sido relegadas a un imaginario secundario, subsidiario del relato oficial del arte. Por mucho tiempo estuvieron relegadas a objeto artístico, invisibilizando su rol activo como autoras, creadoras y artistas. Desde los inicios del festival, las mujeres en todos sus roles y profesiones han estado presentes en nuestra programación. Ante la nueva ola de los movimientos feministas y ciudadanos movilizados que exigen igualdad, equidad, respeto y terminar con la asimetría en diversos espacios del saber, del quehacer y del poder, proponemos este foco de programación, como una forma para dialogar con el contexto y destacar el trabajo de mujeres creadoras que proponen nuevos lenguajes, cuestionan lo establecido, elevan lo personal al campo de lo político y alzan la voz sobre temas esenciales para la sociedad.

CONTINGENCIA EN ESCENA

El diálogo urgente entre sociedad y cultura se pone al centro de las creaciones y preocupaciones de los artistas. Reflexionar, debatir y abrir la escena a preguntas necesarias e incómodas: la xenofobia, la homofobia, el sistema patriarcal y las discusiones sobre la identidad de género, el poscolonialismo, la guerra, los derechos humanos y la multiculturalidad. Las puestas en escena serán los dispositivos para transitar los límites entre ficción y realidad, para llevar la intimidad al escenario, para hurgar en la memoria colectiva a través del trabajo corporal y testimonial, para tomarse el escenario como el punto de partida donde todas las miradas, voces y experiencias son necesarias.

LA ESCENA POPULAR

Desde su origen, el teatro y las artes escénicas han tenido una esencia popular, fuertemente enraizada en las tradiciones, celebraciones y rituales de una comunidad, como una manera de reforzar la identidad y el encuentro con el otro. En esta línea, proponemos espectáculos que recuperan el valor de los grandes clásicos, recuperan historias íntimas pero universales y crean a través de lenguajes transversales que convocan, conectan y conmueven a públicos diversos. Idiomas, culturas y creencias se funden para ofrecer una experiencia común para todos.

GRANDES LECTURAS

Los límites, cruces y puentes entres disciplinas cada vez son menos definidos. Como festival, Santiago a Mil se ha abierto a múltiples expresiones y formatos, donde la creación, la calidad y las ideas son el centro de la programación. Alessandro Baricco, uno de los escritores e intelectuales más importantes del mundo, sube al escenario para presentar un "viaje de la mente", una sesión de storytelling para sumergirse en áreas como el arte, la escritura, la filosofía y la historia.

LATINOAMÉRICA HOY

Múltiples culturas, dialectos y experiencias atraviesan un territorio común, diverso y sumamente estimulante. Procesos políticos, sociales y artísticos suben a escena para hablar de la violencia, la democracia, la discriminación, la crisis de la representación y la expansión de los cuerpos como espacios de placer, poder y disputa. Apuestas arriesgadas, contingentes y reflexivas caracterizan la inquietud creativa de los artistas de esta parte del mundo.

HECHO EN CHILE

Política, sociedad y arte, así de amplios y diversas son las temáticas, trayectorias e intereses que caracterizan la creación nacional. Seleccionadas por un Jurado autónomo de Teatro, Danza y Regiones (Valparaíso, Concepción y Antofagasta) – que funciona desde 2005 y se renueva cada año-, en un criterio que prioriza lenguajes propios, excelencia artística y dramaturgia chilena, estas obras conforman el pilar fundamental de Santiago a Mil. Para enriquecer aún más esta programación, este 2019 se suman la categoría de Invitados especiales y las coproducciones de Fundación Teatro a Mil para ofrecer un abanico amplio de formatos, lenguajes y temáticas.

SANTIAGO A MIL FAMILIAR

Desde su origen, el festival ha tenido una vocación familiar y, el espacio público, el corazón de este encuentro. Parques, plazas y calles han convocado familias completas, diversas en composición, origen y gustos. Del lenguaje universal del teatro de calle se ha ido incorporando las nuevas expresiones del teatro para la primera infancia, la niñez y adolescencia, así como aquellas propuestas transversales que convocan a públicos de diferentes edades. Con esa convicción, la línea familiar propone una selección de creaciones de excelencia, innovadoras y ancladas en historias de profunda conexión con tradiciones locales, el medioambiente y el cruce de disciplinas para ofrecer experiencias únicas e inolvidables para todos.

SANTIAGO REBELDE A MIL

¿Qué se espera de un festival? ¿Cómo diversificar públicos y ampliar el acceso? ¿Cómo romper con los prejuicios de un festival de trayectoria? ¿De qué manera desplazar formatos, disciplinas y reflexiones? Ante estas preguntas, nos rebelamos a los miedos, prejuicios, jerarquías y límites de lo posible.

Nos rebelamos a que se nos encasille.

Nos rebelamos a las verdades establecidas y a los prejuicios totalizantes.

Nos rebelamos a que las artes no sean parte de la educación desde la primera infancia.

Nos rebelamos a que la cultura sea sólo entretenimiento.

Nos rebelamos a que la cultura sea solo para intelectuales.

Nos rebelamos a que las artes escénicas sean para unos pocos.

Nos rebelamos a las visiones centralistas.

Nos rebelamos a las soluciones fáciles y las respuestas clichés.

Nos rebelamos a que las artes vivas desaparezcan.

Nos rebelamos a que el ser humano pierda humanidad…